Información

Cómo revivir una planta de jade

Cómo revivir una planta de jade

La planta de jade, científicamente conocida como Crassula ovata, es un arbusto suculento originario del Cabo Oriental de Sudáfrica. Debido a que el jade crece fácilmente y resiste la mayoría de las enfermedades y depredadores, la planta de jade marchita o angustiada se cura fácilmente.

Use tijeras afiladas y estériles para podar las ramas muertas. Haga un corte angular lo más cerca posible de la rama para asegurar una curación rápida. Evite podar cualquier follaje marchito, ya que estas hojas pueden rejuvenecer.

Retire la planta de jade de su maceta y colóquela sobre una superficie limpia y plana. Retire con cuidado el exceso de tierra de las raíces.

  • La planta de jade, científicamente conocida como Crassula ovata, es un suculento arbusto originario del Cabo Oriental de Sudáfrica.
  • Evite podar cualquier follaje marchito, ya que estas hojas pueden rejuvenecer.

Recorta las raíces muertas o moribundas del sistema de raíces. Use tijeras afiladas y estériles para completar el proceso de poda de raíces. Sostenga la raíz apenada en una mano y recorte la raíz individual en la base del sistema. Evite recortar más de un tercio del sistema de raíces.

Trasplante la planta de jade con tierra limpia y rica en nutrientes mezclada con una cantidad igual de abono orgánico. Cubra el fondo de un recipiente para macetas bien drenado con una capa de tierra preparada. Coloque la planta de jade en el centro del recipiente y llénela con tierra para macetas.

  • Recorte las raíces muertas o moribundas del sistema de raíces.
  • Use tijeras afiladas y estériles para completar el proceso de poda de raíces.

Use un paño limpio y húmedo y limpie suavemente el follaje de la planta, quitando cualquier tierra o polvo. Riegue la planta de jade a fondo mientras permite que el exceso de agua se escurra por el fondo del recipiente. Use una botella de nebulización y rocíe una fina niebla a través del follaje.

Coloque la planta de jade recién replantada en un lugar cálido que reciba al menos seis horas de luz solar total o parcialmente sombreada cada día. Elija un lugar que proporcione sol por la mañana y sombra por la tarde para evitar el daño y la angustia causados ​​por el sol. Evite ubicaciones cerca de calor excesivo o variaciones de temperatura, como salidas de calefacción o unidades de aire acondicionado.

Deje que la tierra de la planta de jade se seque completamente entre riegos. Coloque su dedo en la tierra cerca del sistema de raíces, aproximadamente de 1 1/2 a 2 pulgadas de profundidad. Riegue la planta cuando el suelo se sienta seco y el follaje comience a mostrar signos de caída.

  • Use un paño limpio y húmedo y limpie suavemente el follaje de la planta, quitando cualquier tierra o polvo.
  • Elija un lugar que proporcione sol por la mañana y sombra por la tarde para evitar el daño solar y la angustia.

Alimente la planta de jade solo cuando muestre signos de mejor salud. Busque follaje firmemente lleno con un color verde intenso y ramas fuertemente desarrolladas. Alimente la planta de jade a principios de la primavera, justo antes de que comience la temporada de crecimiento. Use un fertilizante bien equilibrado y de liberación lenta, como 10-10-10 o 20-20-20.


Ver el vídeo: Jade ou Planta da Amizade - Aprenda a cultivar e a ter muitas mudas dessa maravilhosa suculenta!:D (Diciembre 2021).