Diverso

Cómo cuidar un árbol de naranja sanguina

Cómo cuidar un árbol de naranja sanguina

la mitad de una naranja sanguina sobre una imagen de fondo rojo por David Smith de Fotolia.com

El naranjo sanguinolento es una adición inusual a cualquier paisaje. Ciertos aspectos que diferencian al naranjo sanguinolento del naranjo común es que debe ser fertilizado con frecuencia, con suelo debidamente preparado al momento de la siembra. Aparte de esto, el naranjo sanguinolento no requiere mucho mantenimiento.

Prepare el sitio de plantación adecuadamente para el árbol de naranja sanguina. Es más inteligente cultivar el árbol a partir de un trasplante, ya que las semillas requerirán más tiempo, dinero y paciencia. Combine 5 tazas de arena y 5 tazas de marga en una parcela de tierra de 3 pies cuadrados o en una maceta. El árbol debe estar a pleno sol en su propio territorio. No puede estar a menos de 15 pies de los edificios y asegúrese de que no haya cables eléctricos alrededor.

  • El naranjo sanguinolento es una adición inusual a cualquier paisaje.
  • Ciertos aspectos que distinguen al naranjo sanguinolento del naranjo común es que debe ser fertilizado con frecuencia, con tierra debidamente preparada al momento de la siembra.

Fertilice el árbol de naranja sanguina unas cuatro veces al año (según las estaciones) con un fertilizante para árboles frutales, que se encuentra en su vivero local. Tenga en cuenta que los fertilizantes líquidos para frutas penetrarán en el suelo mucho más fácilmente que los en polvo. Coloque capas de agujas de pino alrededor de la base del árbol para hacer que el suelo sea más ácido si su pH no está equilibrado.

Pode el árbol de naranja sanguina a principios de la temporada de primavera, ya que esto es importante para la producción de frutos y para mantener la forma ovalada ideal del árbol. Pode las ramas muertas o lesionadas, y solo corte otras ramas que compitan por espacio o que estén hacinadas a la mitad. Nunca podes cuando hay flores o frutos.

Transplante el árbol en una maceta más grande (si corresponde) para mantenerlo saludable. Cada dos o tres años, deslice con cuidado el árbol de su maceta y pode 1/3 de sus raíces. Luego, trasplante con tierra para macetas de buena calidad para promover el crecimiento de raíces frescas.

  • Fertilice el árbol de naranja sanguina unas cuatro veces al año (según las estaciones) con un fertilizante para árboles frutales, que se encuentra en su vivero local.
  • Pode el árbol de naranja sanguina a principios de la temporada de primavera, ya que esto es importante para la producción de frutos y para mantener la forma ovalada ideal del árbol.

Si eliges cultivar un naranjo sanguinolento donde hay inviernos duros, plántalo en una maceta para que puedas transportarlo al interior.


Ver el vídeo: Así crecen los árboles de cítricos rápido y dan fruto con este fertilizante (Octubre 2021).