Información

Mamíferos: Beluga

Mamíferos: Beluga

Clasificación sistemática

Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Cetacea
suborden: Odontoceta
Familia: Monodontidae
Tipo: Delphinapterus
Especies: D. leucas - Pallas, 1776

Beluga (Delphinapterus leucas), es un mamífero eutero marino aferente al orden de los cetáceos (Cetacea), suborden Odontoceti (Odontoceta), familia Monodontidi (Monodontidae), género Delfinattero (Delphinapterus).
El orden de los dioses cetáceos (Cetacea), se divide taxonómicamente en dos subórdenes, el del Odontoceti (Odontoceta) al que pertenecen los mamíferos marinos con un cuerpo pisciforme más o menos cónico, que tiene una dentición cónica (de ahí el nombre odontoceti, cetáceos con el dientes); Los representantes de este suborden son en su mayoría carnívoros, específicamente: piscívoros, teutófagos (es decir, se alimentan de cefalópodos como: calamar, pulpo, sepia, calamar), el cachalote (Physeter catodon), con una longitud no inferior a 18,5 m, es un teutófago por excelencia; otros también se alimentan de pinnípedos, tanto adultos como cachorros, como en el caso de la orca (Orcinus orca), que también es capaz, aunque no lo hace con frecuencia, de una ferocidad y un tamaño que alcanzan los 9,8 m de longitud por 10 t de peso, para atacar al ser humano y matarlo; en general, aunque sea erróneamente, muchas personas llaman a todos los miembros de este suborden delfínidos; en realidad, los biólogos zoológicos y los biólogos marinos, según la taxonomía, lo dividen en seis familias: Physteridae, Monodontidae, Ziphidae, Delphinidae, Phocoenidae, Platanistidae.
El otro suborden es el Mysticeti (Mysticeta) al que pertenecen los mamíferos marinos eutherianos de tamaño gigantesco, las ballenas, que son los animales más grandes del planeta; Este suborden se divide hoy en tres familias: Balaenidae, Balaenopteridae, Eschrichtiidae.
Entre los titanes de este suborden, mencionamos la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae), 18 m de largo, o la ballena azul (Balaenoptera musculus), que es el animal más grande de la Tierra, con sus 27,6 m de longitud y 190 t de peso.
Estos cetáceos, en comparación con los odontocetos, tienen dientes en forma de barbas en lugar de cónicos, estructuras que forman una cerca filtrante, presente en cientos de copias, por ejemplo, la ballena gris tiene 160, por medio de la cual filtran los enormes volúmenes de agua que tragan, para captura el plancton (tanto el fitoplancton como el zooplancton), que representa su alimento.
Los restos fósiles de los ancestros progenitores de los cetáceos actuales (a los que corresponden 49 géneros vivos, en comparación con 150 de eras pasadas), estudiados por biólogos paleontológicos, nos llevan a discutir la evolución regresiva, presente tanto en el mundo animal como vegetal.
Cuando hablamos de "Evolución de las especies a través de la selección natural", no debemos pensar, como sucede a menudo, que esto es solo progresivo, ni que la selección natural es el primus movens en la base de la evolución.
Como demostró el biólogo Charles Darwin en su trabajo "Origen de la especie", la selección natural es la herramienta mediante la cual una o más modificaciones del fenotipo, por mutación o somatización transmitidas por una especie, así como la estabilidad o adaptación ecológica , pueden o no "arreglarse" o "eliminarse" en el tiempo y en el espacio, dependiendo de si mejoran o, con mayor precisión, hacen que se adapten de la mejor manera posible a las nuevas condiciones ambientales, las especies animales o vegetales en pregunta; en resumen, si se permite la adaptación, la selección natural corrige estas modificaciones y el organismo vivo (un animal, una planta, etc.) se propagará reproduciéndose, de lo contrario lo eliminará, o al menos lo aislará, reduciendo su propagación y, por lo tanto, su reproducción.
En esencia, la "fuerza guía" de la evolución de un organismo es el conjunto combinado de condiciones ambientales que cambian con el tiempo en función de las variaciones geológicas, que actúan sobre uno o más sustratos específicos, como el genoma, el soma. y su línea reproductiva o germinal.
En la mayoría de los casos, la evolución a lo largo de las épocas geológica y biológica ha sido progresiva; Por ejemplo, después de la vida (tanto animal como vegetal), nació en la Tierra durante el supereón precámbrico (muy probablemente, o quizás incluso antes), con formas elementales unicelulares, como protozoos o protospongiari en agua, luego evolucionó progresivamente formando organismos animales los "metazoos" son multicelulares, de colonias de organismos polienergidos (es decir, polinucleares), o de organismos coloniales como Volvocides (Volvox); mientras que las algas unicelulares, los primeros organismos vegetales que se formaron, a su vez desencadenaron la evolución progresiva de las plantas.
De hecho, aunque los organismos sin vascularización, algunas algas pardas, incluso de decenas de metros de largo, han podido adaptarse de forma aislada al área de "marea", la llanura de marea o "supratidal", el área por encima del nivel promedio de la marea alta, adquiriendo ocasionalmente, una especie de protovascularización.
Y este es el caso de los Prototaxitas (en el período Devónico inferior, era Primario o Paleozoico, de la península Gaspé o Gaspesie, sureste de Quebec, Canadá) y, de Crocalophyton (período Devónico superior, era Paleozoico de América del Norte).
Estos generaron los Tracheophytes (Tracheophyta), a cuyo grupo pertenecen todas las plantas terrestres, permitiendo que las plantas conquistan el medio subaerial, liberándolas del medio acuático.
En los animales, una evolución progresiva de este tipo, como hacerlos como en el caso de las plantas a partir de pteridospermas (Pteridospermae), capaces de llevar a cabo el ciclo de vida independientemente del agua, comienza con los primeros tetrápodos terrestres, los anfibios (anfibios) que, sin embargo, todavía dependen en parte de él para su reproducción; es necesario esperar la aparición del huevo "cleidoico" o "amniótico" de los reptiles (Reptilia), para que se produzca el desprendimiento completo del medio líquido, lo que le permite conquistar definitivamente el medio ambiente epigeo o terrestre.
Todos estos son casos de "evolución progresiva" o "ecoevolución progresiva", donde la selección natural ha permitido fijar y seleccionar, por lo tanto, los tipos que mejor se adaptan a los nuevos biotopos fronterizos, que tienen las prerrogativas y características más adecuadas para vida terrestre
Pero como dijimos anteriormente, la evolución también ha sido regresiva.
Por ejemplo, durante la Historia Natural del Reino animal, a partir de organismos como las aves que han conquistado el vuelo, por alguna razón, después de varios intentos, nacieron aves ineptas sobre la marcha y capaces de caminar perfectamente en el suelo, ratite o aves acanaladas, cuyos representantes actuales son avestruces, lemù, casuario, nandù, kiwi (en el pasado existían los Aepyornis y los Moa, aves gigantescas ratificadas respectivamente por Madagascar y Nueva Zelanda ahora extintas) y el Kakapo o loro nocturno (Strigops abruptilus), un Psittaciforme nocturno (Psittaciformes), endémico de Nueva Zelanda, capaz de caminar sobre el suelo pero inepto sobre la marcha.
Este es un caso de ecoevolución regresiva, ya que después de que las aves han logrado conquistar el espacio aéreo mediante intentos sucesivos, dejando el terrestre (no muy agradable para ellos, debido al desarrollo rápido y concomitante de los mamíferos, especialmente los carnívoros), creando el Aves clase por evolución progresiva, algunos miembros en épocas geológicas pasadas, por alguna razón aún no clara, regresan al ambiente anterior al terrestre, por regresión; pero incluso aquí, la selección natural se ha arreglado, es decir, sobrevivió hasta nuestros días, solo aquellos individuos que habían heredado de ancestros ancestrales como los Epiorniti (Aepiornithes), de los cuales descenderían casuarios, emus y otras formas prehistóricas. avestruces y nandus, las características apropiadas para volver a este estilo de vida.
Probablemente, el orden de los cetáceos también tuvo la excepcionalidad de eventos similares; Según algunos biólogos paleontológicos, el orden del primitivo cetáceo Archeoceti (Archaeoceti), en el lapso de 20-30 millones de años, determinó la formación del orden actual de los cetáceos (Cetacea); a su vez, este grupo prehistórico de cetáceos se derivaría de un grupo arcaico de ungulados inferiores Condilartri (Condylarthra), correspondientes a los Mesonichidae (Mesonychidae), animales que varían en tamaño desde el de un lobo hasta el de un oso, cuyos miembros vivían en las orillas del mar de Tetis (Tetis), entre el final del Paleoceno y los comienzos del Eoceno, hace unos 65 millones de años; Algunos de estos animales eran herbívoros, pero otros eran sarcófagos y activos carnívoros.
En particular, el Mesonyx tenía la apariencia de un gran perro peludo y, dado que el ambiente terrestre no proporcionaba comida para la pobre hospitalidad, este carnívoro tendía a pasar más y más tiempo en el agua para atrapar peces; en tiempos geológicos, a través de una ecoevolución regresiva, esto
el carnívoro dio origen, pasando a través de una forma intermedia entre este y el de Archeoceti (Archaeoceti), a los cetáceos más antiguos.
La forma intermedia, el vínculo entre los mesoniquiidos y los arqueocetos, parece ser un
animal encontrado en sedimentos de Pakistán que data de hace 52 millones de años, llamado
Ambulocetus natans, parcialmente adaptado a la vida acuática, pero aún capaz de moverse en tierra.
El orden de Archaeoceti derivado de él y asentado en el agua, contenía la extinta familia de Protocetidae (Protocetidae), de la cual los hipopótamos se habrían derivado, la de Remingtonocetidi (Remingtonocetidae), extinta y de los Basilosauridos (Basilosauiridae); esta última era probablemente la familia más especializada.
Los basilosaurios (Basilosauiridae), según algunos biólogos paleontológicos, se habrían dividido en las subfamilias de los Basilosaurini (Basilosaurinae) y Durodontini (Durodontinae).
A la primera subfamilia pertenecen el Basilosaurus isis y el Basilosaurus cetoides, ambos extintos; mientras que de las especies Durodontinae como el Durodon osiris y el Zygorhyza kochii ahora extinto; de las Durodontinae, se supone que también se deriva el orden actual de los cetáceos (Cetacea) y, por lo tanto, también los delfines actuales.

Beluga - Delphinapterus leucas (foto www.tier-fotos.eu)

Zoogeografía

Beluga es una especie costera que vive en el Círculo Polar Ártico.
Se encuentra en las aguas que bañan las costas del norte de Canadá, Groenlandia, Noruega, Rusia, Siberia y Alaska.

Ecología-Hábitat

Frecuentan las aguas frías y templadas del hemisferio norte, hasta el círculo polar ártico.
La presencia de la beluga en las aguas árticas está regulada por la extensión del hielo: su límite norte durante el invierno del norte coincide con el límite sur del témpano de hielo polar.
Durante el verano, esta especie migra a las costas en áreas bien definidas conocidas por los biólogos zoológicos.
A estos mamíferos acuáticos hermosos, sociables y amigables, les encanta disfrutar del placer de frotar el cuerpo sobre piedras redondeadas en el fondo de las desembocaduras de los ríos y calentarse al sol, prácticas que a veces han demostrado ser peligrosas; de hecho, en 1966, una beluga errante quedó atrapada en la cuenca del Rin en el Mar del Norte, luego subió el Rin hasta Bonn, antes de invertir el equipo y regresar al mar en Rotterdam.
En el estuario de San Lorenzo, aprovechando su naturaleza, había una instalación de pesca para
delfinaceos blancos, que fueron atrapados en una especie de enorme barrera de peces; Afortunadamente está cerrado hoy.
Además, la limpieza estacional de la piel que debe renovarse, como la necesidad de detenerse en aguas poco profundas para dar a luz a las crías, cada año, empuja a los cetáceos blancos del Ártico a ingresar a los estuarios de los ríos.
La llegada de la marea baja a veces los sorprende y, algunas personas permanecen atrapadas en el lugar seco, luego inmóviles, tienen que esperar a que se aleje el retorno del agua, siempre que un depredador no venga como un oso polar.
Estos animales todavía están sujetos a la caza de los esquimales, quienes, aunque no están cegados por la codicia de la pesca industrial y comercial y, aunque sea como cualquier otro
población indígena, tienden a cazar en armonía con la naturaleza al no tomar más de lo necesario, pero siempre tienen una fuerte incidencia.
Las capturas representan el 2-24% de cada población individual, alcanzando los valores más altos a lo largo de la costa canadiense (más de 3.000 animales por año).
Utilizan todo de este delfinattero: carne, grasa, piel, huesos y dientes.

Morfofisiologia

Como se ve el Delphinapterus leucas, en italiano se llama Beluga, en inglés White whale, en francés Bélouga y en español Beluga.
El nombre científico Delphinapterus leucas, deriva de la fusión de Delphinos = Delfino, a = sin, pteron = aleta, leucas = blanco.
De hecho, en comparación con un delfín o unorca, este cetáceo carece de la aleta dorsal, que solo está ligeramente dibujada.
Las hembras miden 4.1 m, los machos 5.5 m, el peso máximo es 1.6 t.
La diferencia de longitud bastante notable es un carácter de dimorfismo sexual; viven en la naturaleza hasta los 30-35 años de edad.
Este espléndido cetáceo con piel suave y blanca, tiene un área frontal muy pronunciada del cráneo que puede moverse por medio de los músculos (tal vez esté relacionado con la modificación del enfoque o la dirección de emisión del sonar), tiene aletas pectorales muy robustas y fuertes. , más cortos que los del delfín nariz de botella o delfín nariz de botella (Tursiops truncatus), pero más ancho y más robusto.
Debajo de la protuberancia de la frente, tiene la apariencia de un pico.
Hay un estrechamiento muy leve detrás de la cabeza, lo que sugiere un cuello; La capa de grasa que la cubre es mucho más suave que la de otros cetáceos.
La cola es poderosa y tiende a afinarse menos hacia la piedra posterior, en comparación con la de otros odontocetos.
La aleta caudal bifurcada está en posición horizontal como en todos los cetáceos, con respecto a la posición
vertical-sagital que tiene en los peces.
Los ojos laterales son pequeños en proporción al cráneo, los dientes cónicos son el número nueve, para cada lado de la boca.
El estómago de los cetáceos se divide en cámaras como la de los rumiantes, con los cuales están estrechamente relacionados.
Los cetáceos, por lo tanto también la beluga, respiran emergiendo con el extremo dorsal del cráneo, donde las fosas nasales se han fusionado para formar el respiradero o espiráculo; Como en todos los mamíferos, los pulmones son dos en número y lobulados.
La frecuencia respiratoria es más baja que la de los mamíferos terrestres, cada acto respiratorio dura solo 0.3 segundos; en cada acto respiratorio pueden devolver el 80% del aire inhalado.
La beluga, se las arregla para permanecer en apnea durante las inmersiones durante unos 15 minutos, alcanzando incluso -647 m de profundidad; La velocidad máxima que alcanza es de 20 km / h.
La dieta beluga es un ejemplo típico de adaptación a la productividad de los mares árticos y es muy variada, incluso si prefiere especies bentónicas como peces, moluscos y otros invertebrados marinos, que comparte con otros depredadores, incluido Narvalo (Monodon monoceros) y algunas especies de focas.
Desafortunadamente, la lectura humana, como el biólogo francés René Dubos declaró correctamente durante los años 70 del siglo pasado, en el Tercer Congreso Mundial de Ecología, es "el agente más dañino de nuestro planeta"; De hecho, la contaminación de los mares con todo tipo de sustancias nocivas o agentes no degradables, sobre todo de plástico, es la causa de numerosos asesinatos de mamíferos marinos, así como de aves, peces y reptiles.
Sustancias como los policlorinatos, comúnmente conocidos como pesticidas, que aunque se usan en la agricultura llegan a las aguas marinas a través de ríos (por ejemplo, PCB, DDT, DDE, etc.), o que derivan del petróleo derramado, causan cirrosis hepática, tumores en los cetáceos. infecciones pulmonares e infertilidad en hombres y mujeres; o al debilitar sus sistemas inmunes, causan su muerte al atravesar infecciones virales a las que ya no pueden reaccionar, como en el caso del morbilivirus.
Las bolsas de plástico que ensucian los mares son un peligro para todos los cetáceos, incluida la beluga y, en particular, para aquellas especies que se alimentan de cefalópodos, es decir, teutófagos.
De hecho, estos pueden confundirse con un pulpo y, por lo tanto, tragarse, causando la obstrucción del conducto alimentario, por lo que el animal siempre se sentirá satisfecho y ya no se alimentará solo, muriendo la dinámica y la deficiencia orgánica.
Incluso las "redes de deriva" que se extienden por kilómetros, utilizadas en la pesca de arrastre, causan muertes accidentales en los cetáceos.
La beluga es un animal con inteligencia viva como todos los cetáceos; a menudo están presentes en
parques acuáticos y zoológicos, por ejemplo en los Estados Unidos en Florida, Lusiana, etc., donde se adaptan muy bien reproduciéndose e interactuando muy cariñosamente con el ser humano, una verdadera delicia para los niños; Confieso cierta debilidad por este dulce animal, como por la ballena piloto (Globicephala melas).
Aunque la inteligencia que caracteriza a las diversas especies de delfines y cetáceos es indudablemente alta, más alta que la de un perro, como nos han demostrado los etólogos, desde el punto de vista zoológico, sin embargo, carece de una serie de correlatos anatómicos y, por lo tanto, también sensoriales, presentes en primates. más altos como el chimpancé (Pan troglodytes), todavía hacen de los monos antropomórficos los animales más inteligentes a lo largo de la escala zoológica, después del Homo sapiens; Estos correlatos son, por ejemplo, la mano, el pulgar oponible y otras estructuras.
Las teorías en este campo son las más variadas, pero surgen de mi preparación como zoólogo de campo; probablemente, la "inteligencia" necesita interpretaciones que sean más pertinentes para otros tipos de biólogos, como etólogos, neurobiólogos u otros profesionales como filósofos y psicólogos.
Incluso en la beluga, como en toda Cetacea, la adaptación en un entorno como el acuático, donde la visibilidad se reduce considerablemente en el mejor de los casos a solo unas pocas decenas de metros, ha llevado al desarrollo de un sofisticado sistema de producción y recepción de sonidos, que se identifica en "ecolocalización".
Al igual que otros organismos marinos (invertebrados, peces, reptiles, pinnípedos), los cetáceos también pueden producir una gran variedad de sonidos útiles para comunicarse entre sí, mediante la creación de un lenguaje real específico de la especie, obteniendo así información sobre el medio ambiente. que los rodea útiles para navegar, encontrar comida, reproducirse y escapar de un depredador.
Estos sonidos pueden tener frecuencias altas que no pueden ser percibidas por el ser humano, es decir, como ultrasonido, o emitidas a frecuencias perceptibles.
Tanto en odontoceti como en mysticeti, este sistema de "visión acústica" está presente.
Los sonidos emitidos para la ubicación generalmente tienen frecuencias muy altas, más de 200,000 ciclos / segundo.
La penetración de los sonidos emitidos es inversamente proporcional a su frecuencia, por lo tanto, los cetáceos lo modulan de acuerdo con sus necesidades.
Durante condiciones normales de natación, se emiten sonidos de baja frecuencia que tienen un rango de acción de unas pocas decenas de kilómetros.
La frecuencia de emisión es variada, una vez que el eco de retorno trae consigo la información de algo interesante que se ha localizado.
Se cree que una estructura adiposa conocida como "melón", colocada en el lóbulo frontal del cetáceo, tiene el papel de lente acústica, que concentraría las señales de "sonar" producidas y recibidas por el animal.
Además de este sistema de sonda basado en ultrasonido, los odontocetos emiten, como se mencionó, una serie de sonidos de baja frecuencia (audibles para los humanos), para comunicarse entre sí.
En general, estos sonidos, que el ser humano puede percibir, por ejemplo, en la cubierta de un barco, están enmascarados por el sonido del viento y las olas, si el animal está cerca, son perceptibles; Este verso es un trino musical tan característico que los antiguos cazadores de ballenas llamaron a la beluga "canario marino".

Etología-biología reproductiva

El ciclo de vida de la beluga está marcado por las migraciones estacionales que lleva a cabo a lo largo de las costas de los mares árticos.
Los movimientos son regulares, incluso si no cubren largas distancias y ocurren junto con varios factores: la formación de hielo, la distribución diferente de los alimentos y el destete de los jóvenes.
Esta especie muestra una preferencia particular por las aguas poco profundas y puede nadar donde el agua es tan baja que solo cubre parcialmente el cuerpo, aunque se ha demostrado que la beluga puede descender más allá de los 600 m de profundidad.
Este recurso le permite obtener ventajas: la piel expuesta al sol le permite al animal un gasto energético más bajo, regular la temperatura, el bajo nivel de agua facilita su escape de depredadores como Lorca y finalmente, dentro de los estuarios, donde estacionalmente abundan algunas presas. , puede encontrar suficiente comida.
Se mueven en paquetes y los subgrupos están formados por hembras con machos jóvenes, separados de machos maduros.
Durante la migración de verano, los mayores abren el camino y entran primero a los estuarios, mientras que el resto de la manada permanece en alta mar.
La mujer embarazada, tiene un período de gestación de 11-14 meses, nace una pequeña a la vez que mide 1,6 m por 79 kg de peso; el cachorro saldrá primero con la cola, luego, una vez afuera, la madre o un compañero que se relaje durante la descarga lo llevará inmediatamente a la superficie para respirar.
Al nacer, los jóvenes son manchados y oscuros, para aligerarse durante el crecimiento hacia el quinto año de edad, hasta que se vuelven totalmente blancos.
El período de lactancia es de 20-24 meses, la temporada de reproducción es en primavera-verano; La madurez sexual es entre 6-10 años.
La UICN declara un estado de "amenaza cercana al destino" para este cetáceo.

Beluga - Acuario de Vancouver (foto Stan Shebs)


Vídeo: whale CT..Belugas tease our three kids (Enero 2022).